Como crear un mundo de ficcion, Kryle

Hace algunos días, Omar Conde me hizo una pregunta que me fascino.

¿Cómo construyes un mundo de fantasía para jugar rol en él? Wow que fuerte pregunta. Sostuvimos una plática acalorada por cerca de 2hrs y si bien al final me parece que le quedaron claros los conceptos básicos, me di cuenta de lo complicado que es responder la pregunta. Ya no digamos hacer la colosal tarea de crear tu propio mundo.

Reflexionando me di cuenta que hace 24 años escribí por primera vez en una libreta Scribe unas cuantas líneas.

Los habitantes de Kryle piensan que su mundo es cuadrado. ¡Y lo es!

Cuenta con dos lunas, el sol y una de las lunas son en realidad barcos de batalla Gith, tiene 13 ciudades voladoras ancladas por cadenas místicas las cuales protegen al mundo de ser detectado por los dioses.

El Aether no puede conectar con el mundo, sin embargo el mundo si puede conectar con el Aether.

A lo largo de sus 7 eras este mundo ha sido testigo de batallas entre milenarios dragones, la devastación de los undead, la evolución de las razas humanoides, la conquista de los psionicos, la destrucción absoluta de la magia, la masacre de la Tarasca y la inevitable transformación del mundo en un ente consiente capaz de devorar las almas de los no natos.

Este es Kryle, mi mundo. Un lugar donde puedes jugar a ser un ladrón, tipo AD&D, un Jedi, un bárbaro de Conan, Un mago de D20, un caza recompensas o un pistolero.

Es muy interesante lo complejo que las fantasías que creas en colaboración con tus jugadores, todo esto gracias al jugar rol  a lo largo de tantos años.

Hoy me topé con este video de TED y me clarifico mucho de los conceptos que platique con Omar. (Kate Messner, 2014)

 

Fuentes:

Kate Messner. (2014). How to build a fictional world [YouTube]. Retrieved from https://youtu.be/ZQTQSbjecLg

 

Advertisements

La historia de “Dos lobos”

DOS LOBOS

Una mañana un viejo Shaman le contó a su nieto acerca de
una batalla que ocurre en el interior de las personas.

El dijo, “Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros”.

  “Uno es Malvado:

Es ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia,
arrogancia, auto-compasión, culpa, resentimiento, inferioridad,
mentiras, falso orgullo, superioridad y ego…”

“El otro es Bueno:

Es alegría, paz amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, benevolencia, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe”.

El nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó a su abuelo:

“¿Qué lobo gana?”

El viejo Shaman respondió:  “AQUEL  AL  QUE  TÚ  ALIMENTES”.

El inicio | Cristo Leon

Tras todo lo que he vivido en el ultimo año 2011

Decido concientemente desarrollar mi marca.

Cristo León.

Cristo en honor al nombre que mi madre me diera, fuerte, comprometido, y ligado a millones de momentos alegres.

León en honor a la familia que me educo, apoyo y enseño la hermosa mezcla intercultural que somos.

Gracias a todos los que me han enseñado tanto en estos 8 meses.

Mi esposa.

Mi madre.

Mis amigos.

A mi muerte, la gran maestra.

¿Como percibo mi docencia? | Cristo Leon

 ¿Como percibo mi docencia?

  • Mi profesión de origen.
  • ¿Cuándo, cómo y por qué me inicié como maestro?
  • ¿Qué pienso y siento de ser profesor?
  • ¿Qué ha significado ser docente en educación media superior?
  • ¿Qué motivos de satisfacción tengo?
  • ¿Qué motivos de insatisfacción reconozco?

En la universidad Veracruzana estudie la carrera de licenciado en arte dramático, “Actuación” la llamaban. Fue una educación muy metódica tradicionalista y casi medieval. Pero completamente interdisciplinaria y que me dejo un gran método de trabajo.

Mientras cursaba mi carrera, empecé a dar clases de bailes de salón en la casa de artesanías que en esos días organizaba el IVEC. Fui un becario muy joven y uno de los primeros maestros de salsa de la ciudad de Xalapa. Poco tiempo después entre al CBTis 13 a dar clases de teatro, y me encanto. El poder aprender más de lo que yo sabía al tener que explicarlo a otros fue un concepto de la docencia que me atrapo desde mis primeros contactos con ella.

Disculpen el cambio de tema pero profesor es un término que no me agrada del todo.

Considero que ser facilitador es una de las labores más complejas en la sociedad. Es una labor noble desinteresada que tiene la gran complicación de trabajar con seres humanos. La educación es intangible e invaluable a corto y mediano plazo. Es un diamante que con el paso del tiempo brilla o se rompe.

He dado clase en varios niveles, básico, medio y superior. He dado clases en DGEti a facilitadores, jóvenes y directivos. Siempre ha sido un reto difícil, complejo y sumamente satisfactorio. Tengo 2 años como facilitador del CBTis 13 y como siempre en la docencia me he redescubierto a mí mismo, he analizado un nuevo sistema que aun esta por mostrar sus primeras frutas y creo que en general lo más novedoso ha sido regresar a mi alma matter esta vez del otro lado del aula.

Desde que entre al CBTis he generado un método de trabajo que he compartido con todo el que se deja, un método útil y lúdico. He logrado grandes avances en el desarrollo integral de mis alumnos y he dado pauta al respeto de padres de familia, compañeros de trabajo, directivos y alumnos por igual.

Quizás el único pero en mi situación laboral actual sea el poco pago que recibo y la burocracia que permite que alumnos de muy bajo rendimiento logren salir egresados del sistema, la insoportable levedad del ser diría Kundera.

Pero esto es tema de otro escrito.

Cristo Leon